#Estarencasa: Nesting y Niksen

La vida va demasiado rápido, esa es una realidad de nuestros días. Citas, juntas, horarios, compromisos y más compromisos, agenda llena prácticamente en todo momento. Todos necesitamos una pausa de la vida, incluso el planeta lo necesita.

¿Has escuchado el termino Nesting?, es la tendencia que invita a disfrutar del hogar. Hay una gama de actividades en que aprovechar el tiempo en casa, que van desde el Home office hasta no hacer absolutamente nada, solo dedicarte a disfrutar de tu espacio y tiempo. No hay lugar como el hogar, aquí te dejamos algunas recomendaciones para aprovechar tu santuario personal al máximo

Home office

Si eres emprendedor o freelance probablemente tendrás que dedicar por lo menos algunas horas al día a tu trabajo. ¡Que bendición poder hacerlo desde casa! Conviértelo en una actividad agradable, consigue un espacio de trabajo cómodo e inspirador que te permita concentrarte evitando distracciones.

Siestas relajantes

Date permiso de desconectarte de vez en cuando. Sin prisa, sin tiempo límite, tranquilo, descansando, sin hacer nada más. El descanso reduce la ansiedad y mejora las conexiones mentales.

Ejercítate

Desde ejercicios básicos y estiramientos, encuentra opciones en línea, baila un poco o haz yoga. Será bueno para la mente y el cuerpo.

Juega en familia

Saca esos viejos juegos de mesa o recuerda cómo te divertías de niño, sin salir a la calle y sin exceso de tecnología; baraja, domino, tableros, ajedrez, dados e incluso basta y timbiriche. Enséñale a los más pequeños los juegos tradicionales con los que pasabas el tiempo de niño, que este sea un tiempo de unión en casa.

Escribe…

No importa si nunca lo has hecho o si no sabes por dónde empezar, tómalo como una charla contigo, crea una nueva historia o revive una de tu infancia. Será increíble nadar por tus recuerdos y plasmarlos en papel, seguramente resurgirán historias que habías olvidado. Escribe también de tu presente, que pasa por tu mente y que proyectos tienes en puerta, en algunos años agradecerás esa charla con tu “yo” del pasado.

Actualiza tu CV o portafolio

Es una buena oportunidad para actualiza tu currículum o el portafolio de tus proyectos recientes, no importa si no estás buscando empleo actualmente, siempre es bueno tenerlo al día.

Aprende algo en línea

En YouTube o alguna otra página puedes encontrar ese curso que has estado buscando, no importa el tema.

Medita

Pocas veces nos damos el tiempo de estar con nosotros mismos, tal vez esta es la pausa que habías estado esperando de la vida para una introspección. No tengas miedo a entrar en contacto con tus propios pensamientos.

Cocina

Además de mantenerte ocupado y aprendiendo, comerás más sano y ayudarás tu salud. También es una buena oportunidad para formar buenos hábitos alimenticios.

Ordena tu hogar

Que tal ese rincón al que nunca tienes tiempo que dedicarle para ordenarlo, esta es una buena oportunidad para deshacerte de lo que ya no utilizas y tal vez encontrar viejos tesoros. Una vez que termines dona todo aquello que esté en buenas condiciones.

Lo que bien se aprende jamás se olvida.

Toma los libros de la universidad o viejas lecciones y haz un repaso de lo que estudiaste en su momento.

Ponte al día con tus pendientes.

Haz una lista de todas esas actividades en casa que siempre dejas “para después”, ahora es el momento de terminarlas.

Aprende o practica algún idioma

Ejercita la mente, ya sea con cursos en línea, televisión, música o lectura. Encontraras el momento perfecto para hacerlo.

Crea un huerto urbano

Aprende a cosechar algunos vegetales, no se requiere gran esfuerzo, sino disposición. Comerás más sano y será muy motivador ver crecer tus cosechas

 

Después de seguir estos consejos aún tienes tiempo libre entonces prueba con algo de Niksen, el maravilloso arte de no hacer nada. Está claro que somos seres multitask, estamos tan acostumbrados a miles de pendientes que la idea de parar suena algo extraña y hasta utópica. Este concepto holandés reduce el estrés al olvidarse por un momento de los pendientes. Lo mejor es encontrar tu lugar favorito en casa, tu espacio personal, donde puedes dedicarte a descansar y desconectarte de todo por un momento,  sin dispositivos móviles cerca, solo dejar que la mente vaya libre.

Dedica tiempo y energía de manera consciente a hacer cosas como mirar por la ventana o permanecer sentado, concédete el permiso de solo dejar pasar el rato toda la tarde. Esta práctica nos vuelve más creativos y capaces de solucionar problemas al darle libertad a la mente.

¿Y qué pasará cuando regreses a tus actividades cotidianas? Muy probable mente extrañaras estos momentos de absoluta relajación contigo mismo, podrás entonces tomarte 10 minutos para respirar, transportarte a este estado de relajación y poder continuar con tu día a día.

COMENTARIOS